Seguidores

jueves, 15 de marzo de 2018

Equilibrio emocional.







Helena, saco las llaves del bolso, y antes de cerrar la puerta tras de si, se calzo unos zapatos rojos que hacían juego con la blusa. Había quedado con Sonia para ir a las fiestas del puerto. No había vuelto  allí desde que el se fue. Pero cuando Sonia le propuso volver, pensó que ya era hora de dejar de esconderse. Ya no era la chica nerviosa y asustada de aquellos años.  Tenia la suficiente estabilidad emocional para enfrentarse a esa situación con sensatez.
La tarde pasaba entre risas y bromas, y poco a poco se olvido de el. Entonces, sus miradas se cruzaron y pasaron unos largos segundos sin apartar la mirada el uno del otro, la mirada de el era retadora...intimidante, pero a ella ya no la importaba. se dio cuenta de que ya no sentía nada al verle, hasta el miedo había desaparecido para siempre.  Cogida de la mano de él, una mujer miraba atónita a los dos. El la soltó, y  apretando el paso desapareció  escaleras arriba del puerto, dejando sola a la mujer. Y a mi,  con el corazón en calma y la seguridad que te dan las buenas decisiones.  




                                                Sintiendo en la piel...Lucía.