Seguidores

jueves, 5 de enero de 2017

Tema juevero : Despegar o aterrizar




En el angar esperaba el avión a punto de despegar, Candi llegó corriendo y feliz , pensando en el viaje qué la esperaba.Lo había planeado durante años, no había dejado nada al azar ¡ nada podía estropear su sueño !
El comandante aviso que iban a aterrizar, Candi miró por la ventanilla y no reconoció el paisaje. Aún así, salió del avión.  Lo qué vio la revolvió las tripas, una muchedumbre corría despavorida sin saber hacia donde ir, cuerpos destrozados y gentes moribundas invadían el suelo del aeropuerto. Sintió terror, nadie ayudaba a los heridos...nadie se hacia cargo de la situación, los pocos que quedaban ilesos miraban la escena como si fuese algo habitual, ningún rastro en sus rostros que indicase sentimiento alguno. Un escalofrío recorrió su cuerpo...se quitó la chaqueta y tapó con ella  el cadáver de un niño. Los gritos desgarradores qué salieron de su garganta no parecían humanos, deambuló por la pista intentando ayudar, dar la mano, hacer una caricia de consuelo hasta que escucho las sirenas qué llegaban a toda prisa. 
Salió a la calle y se dirigió a la ciudad andando. En un arrabal vio una cuadrilla de niñ@s que sentados al sol esnifaban pegamento, otros, bebían licores a morro sin descanso. Envueltos en harapos, parecían viejos esperando descansar al fin. 
Las lágrimas brotaron de los ojos de Candi y un sentimiento de impotencia se apodero de ella. 
Corrió hacia la calle principal, la zona de moda donde se ruinan todos los poderosos , políticos, banqueros, nuevos ricos de dudosa procedencia, usureros, dueños de cadenas qué invadían con sus productos el mundo entero y de paso sus bolsillos. Las risas, y el plástico de las " tarjetas" invadían los mostradores y el aire. Candi aterrizó en un banco exhausta y se quedó dormida.
 No ha vuelto a viajar, sabe que las miserias de aquella ciudad se  han extendido por toda la tierra, aunque sueña con la llegada de un futuro más acogedor y más humano para todos habitantes de este hermoso planeta. La esperanza, es lo que la tiene presa.  




P D : Pido perdón por la extensión del relato, os prometo que he intentado cumplir las reglas, pero queda tanto por decir que me resultó imposible hacerlo.

Más relatos en casa de nuestra amiga Bibi.
                                           http://bibilaurugualla.blogspot.com.