Seguidores

viernes, 29 de mayo de 2015

ATHLETICCCCCCCCC, RIAU...ATHLETICCCCCCCCCC....



Bilbao y los Bilbainos estámos preparados para acoger la copa mañana.




Despiertos y hambrientos nuestros leones están ya en Barcelona.





El equipo al completo  ¡Aupa chavales !






Los autobuses se unen a la fiesta.


Como veis, todos nos apoyan .





  ATHLEEEEEETIC  ¡ RIAU !...
 ATHLEEEEETIC  ¡ RIAU.!..
ALABI, ALABA, ALA, BIN BON BAN.
ATHLETIC, ATHLETIC ¡ AURRERA !

                        La gabarra, tambien esta preparada, esperando en la Ria de Bilbao a que                                                                   nuestros leones paseen con la copa por sus aguas.
                                   


                                            Mientras estalla la fiesta en nuestras calles.
                                           


                                     


domingo, 17 de mayo de 2015

Sombra tachada.





La mujer salió del antro cuando la luna se tendía en las manos del último minuto. Era el frío , ese orgullo de plata que cruzaba la calle,  estaban cediendo las persianas de los bares cumplidos. 
Y al doblarse, dejaba la noche en los portales, ecos de antiguas historias con personajes intimos.
Bajó sin libertad por el camino de las horas vacías.
Ya no la acompañaban... ni el liquido leopardo de su sombra, ni los pasos oídos.
Solo el puente del río, el jardín innoble a la orilla del río, las calles de luz contaminada, sin formas, sucediendose con el agua del río.
Nunca supo la luna explicar de qué modo el hombre salió de aquella madrugada.
Para arrojar la sombra tachada de la mujer al río, después de apropiarse de unas pocas monedas, frías, como el sudor de su antigua dueña al trabajarlas. 







domingo, 10 de mayo de 2015

Paisaje dominical.


Me asomo al horizonte buscando el dulce mar.
Esmeralda y cemento en los estribos urbanos de la playa.
El verde-gris de la vegetación y las paredes,
la textura marina compitiendo 
con tantas detestables argamasas veraniegas.
Paisajes qué lamento tanto, como ese sol dominical
que esparce en derredor sus prolijas miasmas.
Dejando junto al mar la triste noticia,  
de una felicidad a plazos
 compartida con muchos sin escucharse nadie.








domingo, 3 de mayo de 2015

Mi dragón.






Hay días  que se me cuela un dragón en las venas.
Me escupe flemas de cicuta hasta la médula,
y me ceba las tripas con su triste estiércol.
Yo, no tengo espada, no tengo coraza,
ni un fuerte abrazo para proteger mi vida.
Él, está dispuesto para el triunfo;
Ensopa mi alma con sus babas
Tiene su táctica;
Abrasa mis mejores sueños,
convirtiéndolos en grises cenizas.
Me regala invitaciones;
Pases al infierno y una copa de lágrimas. 
A la hora de las cuentas;
A sus pies soy su condado
y son mis posesiones, mis buenas voluntades,
castradas a dentelladas.