Seguidores

jueves, 23 de octubre de 2014

" La comunicación periodística "



Mi relato sobre :  La comunicación periodística.




Águeda le guiño un ojo a la cámara, soltó una de esas frases que acostumbraban a dejar a los telespectadores ojipláticos, y a sus jefes sin aliento, hasta que por fin los espectadores del directo estallaban en aplausos. Entonces ella se sentía poderosa y soltaba una cínica risotada para apartar todos sus miedos. Su ego estaba en alza, y su cuenta corriente engordaba adecuadamente.
Nunca se le ocurrió pensar que los aplausos los encendía Mario, un  periodista con 25 años de profesión y una buena y merecida reputación en los medios, hasta que el periódico en el que trabajaba fue vendido a un grupo de adinerados políticos. ¡ Su despido fue fulminante! Era el culpable de haber destapado los chanchullos de sus nuevos jefes. Ahora  trabajaba por cuatro euros animando a aplaudir a los espectadores del directo en la T.V. 
Águeda pasaba las tardes en el estudio de  T.V. despellejando a quien se pusiera a tiro y,  protegiendo a sus amigos, esos eran intocables, tapaba, mentía y manipulaba cualquier noticia con tal de seguir teniendo los favores de esos " amigos"
Al acabar la jornada, Mario marchaba a su casa buscando el abrigo de los suyos.
A Águeda le esperaban sus amigos, para llevarla a volar a los infiernos...Era la única forma de poder acallar su sucia conciencia.