Seguidores

miércoles, 11 de diciembre de 2013

ENTRADA JUEVERA: MAMA, DE GRANDE QUIERO SER....



Lois y Clark, los chicos del Daily Planer´s, nos han convocado este jueves con la consigna : Mama, de grande quiero ser....

Entramos en la redacción todos juntos y a trompicones, los gritos y las risas alertaron a Lois  y Clark, que nos esperaban al lado de un enorme burro, con dos albardas, de las que sacaban un regalo para cada juevero.
A los chicos les repartieron instrumentos de música, formaron una banda y estaban muy guapos, aunque sus melodías chirriaban como gatos en celo jajaja
Las jueveras intentábamos bailar al ritmo de la música, pero entre miriñaques, corpiños, tacones y docenas de metros de tela, que teníamos que arrastrar con cada vestido, parecíamos muñecas de pitiminí, con miedo a desencajar se una cadera. jajaja.
Natália dijo- traigo conjuros para arreglarlo todo- abriendo los brazos al aire. ¡ Venir jueveros venir, que yo os arreglare el porvenir !
Censuras, sin mover un músculo de su cara- dijo- ¡ cuidado vecina que la lías ! Mejor les damos un cafecito.
Emejota  comento, el problema son  los peinados,  no llevan trenzas y  por eso  bailan mal,  no pueden controlar la gravedad.
 ¡  Lois  !  trae  gomas para  las trenzas .
Mientras, las jueveras saltábamos y bailábamos alegres, sin importarnos el ritmo, los jueveros pusieron en marcha un gramófono que guardaba Clark en su despacho, y se unieron al grupo. En una mesa había un montón de refrescos que durante la tarde fueron acabándose.
El Mago Gandalf sonreía, el brillo de sus pequeños ojos le delataba- estaba feliz viéndonos jugar.
Al atardecer ya no bailábamos, jugábamos al truque, a las canicas, a las muñecas, al diábolo, al inke, patinábamos entre las prensas...
Cantábamos canciones, y nos reíamos felices.
Entrada la noche, tocaron al timbre de la redacción.
Lois  y  Clark , abrieron las  puertas por donde entraron   nuestros respectivos  padres, venían  a buscarnos para  llevarnos  a nuestras casas.
Corrimos hacia ellos cansados y felices de estar de nuevo entre sus brazos.
Dormí  la noche entera...y cuando me levante a la mañana, me mire en el espejo del baño y sonreí...Ayer mi niña interior había sido feliz.
Estoy segura Mama, soy grande y quiero ser feliz.







Sintiendo en la piel...Lucía.