Seguidores

martes, 15 de octubre de 2013

ENTRADA JUEVERA " LOS CELOS "


Nuestro amigo Pepe, este jueves nos propone un relato sobre los celos, si pincháis en su nombre podréis disfrutar de un montón de celosos más.

Cuento " Los celos de Vore "


Vore, era una princesa, de un pequeño reino donde los hombres eran todos mudos, por eso, solo reinaban las mujeres.
Su madre, la reina Nica, estaba muy preocupada, porque los años pasaban y no encontraba un príncipe mudo para casar a su bella hija.    
Una tarde la joven, salió a pasear por los jardines del palacio, y al anochecer vio que varios globos, estaban tomando tierra.
Fue hacia ellos llena de curiosidad, y sus ojos, se encontraron con los de un guapo caballero, quedaron prendados el uno del otro al instante.
Vore, le invito a hacer noche en el palacio, pero solo le puso una condición.
Que la reina no sepa que puedes hablar-le dijo-
Y el joven supo engañar a la reina, al punto, que se anuncio el próximo enlace de la pareja.
Quiero que conozcas a mi familia antes del enlace -le propuso el joven a su amada-
Iré, -solo te pongo una condición- que tu familia no hable mientras este yo allí.
Pero al entrar en la casa, los recibieron con alegría, y a ella le pareció muy extraño, no paraban de hablar, los llenaron de abrazos y besos y la sentaron a cenar como si ella fuese una más de aquella horrible familia.
Al mirar a su amado, sintió una fuerte punzada en el pecho.
¿ Como osa querer a alguien que no sea yo? 
El joven no paraba de reír, mientras abrazaba a su madre y la decía que la quería.
Entonces Vore, se dio cuenta de que aquella familia se convertiría en un problema para sus futuros planes, las personas no se aman, se utilizan, -le había dicho muchas veces la reina-
 Cuando volvamos a palacio, -pensó-
 mandaré que le corten la lengua, y le quemen los ojos mientras duerma, ciego y mudo no se atreverá a dejarme nunca. Para que seamos felices...le diré al rey, que le enseñe a ser un obediente esposo, que no ose oponerse a mis deseos. A cambió le llenare de caprichos y riquezas.
Y así se olvidará de su terrible pasado para siempre.