Seguidores

miércoles, 30 de octubre de 2013

ENTRADA JUEVERA " HALLOWEEN "

 
Esta oscureciendo, quedan pocos días para la llegada del solsticio de invierno, tengo que darme prisa, si quiero recoger la cosecha
 antes de que se malogre, y así poder celebrar el nuevo año.
Sumido en estos pensamientos, el muchacho se dejo caer en el  camastro, no sin antes, apagar las brasas de los nabos huecos que daba luz a la estancia.
 
 
Al alba, salió dispuesto a trabajar los campos, el suave rumor del viento trajo hasta el, las animadas voces de unos extraños personajes que descendían por la ladera del castillo de Arianrhod.
Eran Druidas, y el muchacho sintió un incontenible impulso que le llevo a unirse a ellos.
Vamos a buscar " el todo " a la fuente de la reencarnación
 - cantaban- mientras recogían con sumo cuidado plantas de Muérdago, para protegerse de los malos espíritus, que al anochecer  poblarían de nuevo la tierra buscando un cuerpo donde volver a habitar la.
 
El Muérdago tiene la magia dentro, sus raíces no tocan la tierra pero tampoco se sostiene por si mismo en el aire  - decían - mientras se adentraban en un oscuro y espeso bosque, apresurando el paso. 
 
 
El muchacho sintió un terrible escalofrío al verse solo en la oscuridad de la espesura, la voz no salía de su garganta, y las piernas no le obedecían, incapaz de seguir a los druidas...un miedo atroz se apoderó de su cuerpo, y como pudo, se escondió detrás de unos arbustos, cuando al levantar la vista se encontró con...
" Ataicina" reina de los espectros y su amado " Endovellicos"
La diosa, le daba los secretos para salir victorioso de la batalla contra los mortales.
 
 
 Había llegado el " Samhain" y ninguna fuerza humana podría impedirlo.
La mágica noche llena de rituales, abriría de nuevo la puerta del mas allá y los vivos y los muertos volverían a comunicarse.
 

Los espectros lo celebraban y ofrecían sacrificios a Satanás, llevaban entre sus manos filtros y pócimas de dolor, venganza y muerte, y obligaron al muchacho a beber de ellos.
Nunca supo como escapó de las garras de aquellas malditas bestias. Solo se sintió a salvo cuando de nuevo en su cabaña, preparo unos cestos con dulces y frutas, y los dispuso en la puerta, junto con unos nabos con carbones encendidos dentro, para ayudar a las almas de los difuntos a encontrar el camino hacia la luz, y el descanso junto al dios Sol en las tierras de verano.
Entonces, se dejo llevar por el cansancio y el sueño, al sentirse a salvo.  
Cuando al amanecer el muchacho inclino su cuerpo en el pozo, para coger el cesto del agua, y vio su imagen reflejada en el....un desgarrador grito salió desde el fondo de sus entrañas, que aterrorizo a todas las bestias del cercano bosque.

 
Los malos espíritus habían condenado a su alma, a vagar errante durante muchas lunas, antes de poder encontrar la puerta al mas allá.
  
 
 
 
Samhain*: Nombre con el que se conocía en la cultura celta, el ahora llamado día de " Halloweem".    
 
 
 
 Sintiendo en la piel...Lucia.                            

Mas noches de Halloweem en el blog de Teresa cameselle.