Seguidores

domingo, 21 de octubre de 2012

AMANECIENDO EN PLENTZIA








El sol de la mañana tiembla entre la niebla,
¡ Inmenso y rojo !
Desde la estación de Larrabasterra,
destemplada por el frío y el cansancio,
miro el reloj...Quedan tres interminables horas,
para llegar a casa.
Llega el metro en dirección a Plencia,
y me subo con desgana,
viajo sola, el peso del silencio
 lo inunda todo a mi alrededor .
Miro a través del ventanal...
la niebla se va rasgando en jirones,
se deshace en polvo luminoso.
La luz del alba anuncia un día soleado,
que empaña los cristales del tren
a su paso por la ría de Plencia              
bajo un precioso cielo,
las pequeñas barcas se balancean en el agua,
mientras allí a lo lejos....los montes
que rodean el bello paisaje
parecen cuidar de la naturaleza,
para que nada altere el curso de la vida.
paso de nuevo por Larrabasterra,
esta vez sigo mi viaje...La luna nueva
aún flota a lo lejos sobre el valle.
Y mientras el mar permanece aún en mis pupilas,
 la luna se transparenta en el azul de la mañana.
Cuando llego a mi casa...
En mi cama evoco esos deliciosos paisajes
llenando mi alma de la calma que necesito,
y dulcemente me voy quedando dormida








Del blog " el alma de venus " dia 17 de julio del 2012